HOTEL MASIA CAN VIVÉ

UNA MASIA EN PLENA NATURALEZA MIRANDO EL MAR

Can Vivé es una espectacular masía de sólido y grandilocuente aspecto pero con mucho encanto, un lugar encantador ideal para celebrar vuestra boda y el posterior banquete. La masía dispone de un amplio comedor para el convite, además de un extenso jardín en el que también pueden tener lugar tanto la ceremonia matrimonial como la comida. Además de la organización del catering, Can Vivé también ofrece la posibilidad de alojarse en sus instalaciones. Dispone de seis habitaciones dobles o triples en las que la pareja o los invitados podrán pernoctar después de los festejos.

Can Vivé está llena de rincones de gran belleza, como sus salas de estar, su bodega o su mirador, con unas espectaculares panorámicas al mar y a la sierra pre-litoral. Además, su jardín cuenta con espacios como una piscina o una bonita pérgola. Los orígenes de Can Vivé se remontan a principios del siglo XVI, cuando se erigió en medio de una finca dedicada al cultivo de la vid. A lo largo de su historia, las 16 generaciones que han habitado en ella han conservado su esencia y su aspecto original al máximo.

La masía se encuentra en el barrio de Agell, agregado a Cabrera de Mar (Catalunya), a escasos minutos de la playa y a una media hora de Barcelona. Alrededor de este emplazamiento se encuentran numerosos puntos de atracción turística como Argentona, la Ermita de Santa Elena, la mansión Ametller o el castillo Burriac (siglo X).